Cómo afecta a nuestro cerebro el consumo de pornografía

Cómo afecta a nuestro cerebro el consumo de pornografía

Hace tiempo que el uso de pornografía se ha normalizado e incluso su consumo está aceptado y validado como beneficioso por algunos.

He llegado a constatar como compañeros míos de profesión recomendaban su visionado a parejas en terapia sexual.

A partir de los 9 años, niños y niñas comienzan a ver pornografía debido al acceso a la tecnología cada vez a edades más tempranas. El visionado de contenido adulto comienza incluso antes, ya que se incluyen ciertos contenidos adultos en vídeos musicales de cantantes y artistas admirados por ellos y socialmente. La combinación de música pegadiza e imagen de éxito resulta una potente arma de validación y normalización de los contenidos que exponen.

Pero, ¿es inocuo? ¿Cómo nos afecta a nivel emocional? ¿Puede llegar a influir en nuestro comportamiento?

como afecta ver pornografía al cerebro

Cuando accedemos a contenido visual, del tipo que sea, se producen cambios cerebrales que nos afectan emocionalmente. Si un tipo de contenido se visiona frecuentemente nuestro cerebro deja de reaccionar y se acostumbra normalizándolo. Esto es, por ejemplo, lo que ocurre con contenido violento. 

Con la pornografía, a la vez que normalizamos, fijamos con mayor intensidad las imágenes y se establece una asociación muy intensa por refuerzo, ya que se asocia a masturbación y orgasmo.

Las principales consecuencias son la normalización / asociación de:

-        Sexo unido a violencia: es frecuente contenido violento hacia la mujer, incluso pueden llegar a normalizarse contextos de violación y agresión hacia ellas.

-        Sumisión en la mujer: la mujer en la mayoría de los casos se muestra siempre accesible y preparada para el hombre.

-        Insensibilización: se trasmite la idea de cuerpos como objetos, se desintegra la idea de persona.

-        Aumenta la insatisfacción con la propia experiencia real del que visiona al dejar de diferenciar lo real de la fantasía que se expone.

-        Deriva en problemas de autoestima ya que se normalizan como reales cuerpos perfectos.

-        Sentir insatisfacción con la apariencia física de su pareja o /y su desempeño sexual.

-        Desvirtualización de lo que constituye la práctica sexual normal.

-        La exposición lleva a habituación que lleva a buscar contenido cada vez más extremo.

¿Te ayudo?

Si te sientes mal, te ayudaré a cambiarlo.

Contacta
¿Hablamos?
Política sobre cookies

Utilizamos cookies propias (técnicas, son necesarias para que nuestra página web pueda funcionar, no necesitan autorización y son las únicas que tenemos activadas por defecto) y de terceros (para mejorar nuestra página, personalizarla en base a tus preferencias o poder mostrarte publicidad ajustada a tus búsquedas, gustos e intereses personales) que prestan servicios para nuestra página web.

Puedes aceptar todas estas cookies pulsando el botón "Aceptar" o configurarlas haciendo clic en el botón "Configuración de cookies". Más información en nuestra Política de Cookies.

Modificar cookies

Acerca de tu privacidad

Para leer todas las cuestiones necesarias y tener el control sobre ellas en base a tus decisiones personales accede a la página de Política de cookies.

Gestionar las preferencias de consentimiento

Estas cookies son estrictamente necesarias para que nuestra página web funcione y puedas navegar. Son las que por ejemplo, nos permiten identificarte, darte acceso a determinadas partes restringidas de la página si fuese necesario, o recordar diferentes opciones o servicios ya seleccionados por ti, como tus preferencias de privacidad, por eso, están activadas por defecto. A través de la configuración de tu navegador, puedes bloquear o alertar de la presencia de este tipo de cookies, si bien dicho bloqueo afectará al correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web.
Estas cookies nos permiten estudiar la navegación de los usuarios en nuestra página web y poder evaluar el rendimiento para mejorar añadiendo nuevas funcionalidades.
Permiten guardar la información de preferencia del usuario para mejorar la calidad de nuestros servicios y ofrecer una mejor experiencia a través de productos recomendados. Activándolas mejorarás la funcionalidad de la página web (por ejemplo, adaptándose a tu tipo de navegador) y la personalización de la misma en base a tus preferencias (por ejemplo, presentando la información en el idioma que hayas escogido en anteriores ocasiones).