¡¡DEPRESIÓN NO ES TRISTEZA!!

¡¡DEPRESIÓN NO ES TRISTEZA!!

LA DEPRESIÓN NO ES UN ESTADO DE ÁNIMO, ES MUCHO MÁS

LA DEPRESIÓN NO ES ESTAR TRISTE, ES MUCHO MÁS

LA DEPRESIÓN NO ES ESTAR DE BAJÓN, ES MUCHO MÁS

Ha aumentado el uso de la palabra depresión desde que empezó la pandemia:

“Estoy deprimido-a…”

“Estás deprimida-o…”

“¡Qué depresión!”

“Ha aumentado la depresión en la adolescencia…”

Nos estamos acostumbrando a escuchar y utilizar de forma coloquial términos referentes a la depresión lo que lleva a una normalización de los términos.

Es muy importante saber que: La tristeza es un estado de ánimo normal y sano, al igual que la alegría. Ambos forman parte de un amplio espectro de emociones adaptativas.

No hay estados de ánimo buenos ni malos, todos son útiles y maravillosos si se sienten de forma correcta en intensidad, duración, tiempo y situación. 

Hablar de depresión no es hablar de tristeza. La depresión en una patología psiquiátrica o enfermedad mental que:

  • Tiene numerosos síntomas: no solo el estado anímico resulta alterado.
  • No siempre está asociada a tristeza: puede manifestarse con irritabilidad y no experimentar pena.
  • Se mantiene a lo largo del tiempo, es decir, no es algo puntual o pasajero.
  • Afecta a numerosas áreas del individuo: sueño, alimentación, concentración, memoria, ilusiones, capacidad de disfrutar, relaciones sociales.
  • Interfiere en la interpretación de la realidad.
  • No solo aparece en adultos y adolescentes, existe la depresión infantil.
  • Puede desencadenar suicidio.

Este uso inadecuado de términos y su normalización puede ser peligroso y causar que:

  1. Personas realmente deprimidas normalicen su estado de ánimo y no acudan a un especialista, ej.: “todo el mundo está mal desde la pandemia…”, “ya se me pasará…”, “debo esforzarme más, salir adelante…”.
  2. Personas del entorno de un enfermo con depresión real minimicen su situación y no aporten la atención o la alerta necesaria.
  3. Personas con otras patologías o problemática focalicen su malestar únicamente en los síntomas de tristeza atribuyéndolo a un estado depresivo, por lo que su verdadero problema pase desapercibido y se agrave, por ejemplo: problemas de pareja, laborales, etc.

Si te encuentras mal o sientes que alguien de tu entorno puede estar padeciendo un trastorno del estado de ánimo, recomiendo acudir siempre a un especialista.

depresión qué es

En el caso concreto de un posible trastorno depresivo se necesita cumplir criterios diagnósticos concretos. El propio estado depresivo puede actuar como filtro distorsionador de la realidad por lo que es muy importante que alguien externo, objetivo y con preparación y experiencia analice la sintomatología.

Acudir a un profesional en estos casos proporciona:

  • Contar con un diagnóstico clínico basado en criterios objetivos. (Esto es diferente a la información que puedes encontrar en internet, un libro de autoayuda o la experiencia de un amigo que ha pasado por algo similar).
  • Contar con las pautas necesarias, en el caso en que se confirme el diagnóstico o no, y la forma de actuar o pasos a dar. El profesional indicará que hacer a continuación ya que puede haber diferentes pasos dependiendo del caso concreto.
  • Contar con un seguimiento en el caso que se confirme el diagnóstico. Hay diferentes formas de depresión, algunas por ejemplo solo responden a medicación en un primer momento, otras a la combinación de terapia y medicación. El profesional responderá a todas tus dudas.

Recuerda: Depresión no es tristeza. La tristeza es adaptativa, útil en sí. La depresión es un estado incapacitante. Hay diferentes grados y tipos y algunas no presentan síntomas claros. También varían según el grupo de edad. Por todo ello: ¡si tienes dudas CONSÚLTAME! ES EL PRIMER PASO PARA LA RECUPERACIÓN